Ir al contenido principal

Ansiedad

¿Debe ser considerada como normal o anormal?, la respuesta es, depende del grado y la duración que tenga.

Desde esta perspectiva la ansiedad no puede ser catalogada como patológica, sino como una respuesta :

  1. apropiada ante una situación de emergencia o esfuerzo, y
  2. anticipación de dicha situación, donde el cuerpo se prepara para una eficiente adaptación.

Experimentar un cierto grado de ansiedad en según que situaciones, nos permite llevar a cabo una vida mas activa y de esta manera afrontar las tensiones que se no presentan.

Hablaremos de ansiedad patológica, cuando esta surge sin motivo alguno, limitando y dificultando la vida diaria. El sujeto no es consciente de la causa de su ansiedad, pero si de ésta, o de los síntomas, ya sean molestias somáticas, inhibiciones, disfunciones neurovegetativas…







Los síntomas son semejantes a los que produce el miedo, con la diferencia, de que la causa del miedo es conocida, pero no los que causan una ataque de ansiedad.

Los individuos que muestran un estado ansioso permanente suelen decir que temen a todo y a nada al mismo tiempo. Una de las afirmaciones que suelen hacer, es que en todo momento se sienten obligados a pensar lo peor ( si alguien de la familia se retrasa, oír un ruido en casa y pensar que hay un ladrón,….), expresando el carácter forzado de sus temores, no obstante distinguen perfectamente la sensación de tristeza y el pesimismo.

Otra característica de los ataques de ansiedad crónica, es la indecisión, la duda, el dilema de quienes  la padecen, presentan delante una elección.

Esta actitud de vigilancia y alerta continua, da lugar a presentar control y rigidez tanto a nivel:

Somático : tensión y rigidez muscular.

Psíquico : bloqueo emocional, falta de espontaneidad, dificultad para la exteriorizar los sentimientos.

Otra de las características es cuando un estimulo les despierta inmediatamente una reacción desmesurada, la brusquedad y las reacciones que presentan delante de éste, hacen que el sujeto pierda el control, presentando incontinencia emocional, irritabilidad y una rápida modificación en su estado de ánimo, ademas pueden experimentar  alteraciones en el sueño que no hacen mas que agravar la situación.

El esquema del desarrollo de ataques de ansiedad tanto en adolescentes como en adulto es el siguiente:

Sujetos aparentemente con buena salud, pero con dificultades.

Aparecen factores precipitantes como:
    - Incremento de las presiones y/o exigencias externas
    - Se produce una movilización de los conflictos latentes
 Disminución de la capacidad de adaptación al medio y a las circunstancias.
Todo ello amenaza con producir una ruptura de la homeostasis emocional, dando lugar a:

Aparición de la crisis de ansiedad, originando los síntomas anteriormente citados

Puede darse una racionalización, convencerse de que la ansiedad que padece se halla producida por alguna enfermedad somática.

Si la racionalización no evita la aparición de la ansiedad, es cuando aparece el desplazamiento hacia un órgano, en este caso disminuyen las manifestaciones psíquicas aumentando sus equivalentes somáticos: taquicardias, ahogos etc.

El desplazamiento también puede darse hacia situaciones ( aglomeraciones, actos sociales, etc), animales o cosas ( sangre,...), apareciendo las denominadas fobias.


Como vemos, la ansiedad clínica es uno de los trastornos psicológicos más incapacitantes por lo que si sospecha que puede tener ansiedad debe acudir a un psicólogo/a o a su médico, ya que le ayudaran a detectar la razón de la ansiedad dándole herramientas para que pueda salir de la situación.

Gracias por leerme.

Posts Populares

Como ser Infeliz

Que opinas, estas de acuerdo, haces lo contrario, algunas de estas afirmaciones las practicas otras no....

Pensamiento adictivo

Proceso:
Carga emocional provocando en el sujeto incomodidad.
Trata de eliminar esta incomodidad racionalizando su estado e intenta buscar una solución
Aparece la frustración cuando no alcanza a dar con la solución
La frustración le provoca sentimientos de: culpa, dolor, miedo, ira
Estos sentimientos le provocan tal desagrado que el sujeto buscará la evasión a través del consumo de substancias adictivas, juego adictivo, comer compulsivamente .
El citado proceso no le llevará a encontrar la paz interior todo lo contrario, si este proceso es recurrente, el sujeto estará en camino de desarrollar una adicción.
Es el caso típico del paciente que cuando la situación le desborda su reacción es por impulsos, sin pararse a pensar lo que esta haciendo, primero actúa y después piensa, ¿que consigue con esto?, la aparición de la culpa que a su vez le genera ansiedad y esta ansiedad la tiene que acallar de alguna manera, o bien bebiendo, o cualquier substancia adictiva, o algunos de ellos dándose atracon…

Nuestros vinculos

Las personas nos encontramos vinculadas a otros a través de hilos invisibles, que nos hacen acercarnos o alejarnos, mantenernos al margen, percibir que somos importantes, que merecemos un lugar dentro de un grupo, o que por el contrario lo mejor es caminar en soledad sin implicarse demasiado en las relaciones.

John Bowlby (1907-1990)

Imagen sacada de DMA Gallery