Ir al contenido principal

Queremos cambiar o que nos cambien


Hay veces que me pregunto si las personas que conciertan consulta con nosotros los psicólogos, no vendrán con la idea pre concebida de que tenemos una varita mágica para que ellos cambien sus pensamientos y estructuras adquiridas pero sin poner nada de su parte, que gran error los que piensan de esta manera.
Os expongo un escueta viñeta de un caso que tuve en consulta, esta persona estaba haciendo ya las practicas de los estudios que estaba cursando.
Su demanda de entrada, fue que el “problema” lo tenia que solucionar en poco tiempo, estaba repitiendo unas prácticas y tenia unos 3 meses para aprobarlas, y esto, como es evidente le producía estrés.
Las sesiones fueron desvelando algunas incógnitas.
P.- “ yo no quiero ejercer mi profesión en ninguna institución, y no se porque tengo que pasar por ello”
T.- “ cuando hayas terminado podrás elegir lo que mas te interese no?, pero ahora mismo, aunque no te guste el sistema si realmente quieres terminar tendrás que “amoldarte” al programa”
P.- “ pero es que no se porque tengo que pasar por todas estas prácticas…….”,
Entramos en un circulo vicioso, al final pudo verbalizar que quería unas prácticas a su medida, que cuando quería hacer algo lo hacia y punto, no tenia en cuenta las opiniones de los demás, es decir lo tomaba y fin de la historia. A todo ello y debido a su actitud, tenia problemas con sus tutores, con personal del centro y con otros estudiantes.

Al final como se dio cuenta de que no le iba a dar ninguna receta mágica, ni ninguna píldora para cambiar su situación y sobre todo sus esquemas mentales, que el cambio provenía de un autentico trabajo de introspección donde yo le haría de guía en este camino, dejó la terapia. 
Me pregunto si realmente quería aprender sobre si misma o tan solo lo hacia para alimentar su ego en base a que yo le diese la razón, es decir le diese el manual de instrucciones a fin de poder funcionar, lo que esta persona no entendió es que cada uno tiene su propio “manual intransferible”, por eso cuando se dio cuenta de que estaba a punto de abrir la caja de pandora le dio tanto pavor que su reacción fue huir de una verdad que inconscientemente sabia que estaba allí, pero mejor que continuase enterrada en lo mas hondo, así puede continuar echando la culpa al sistema, a los otros, al terapeuta, mucho mas fácil que hacerse responsable de ella misma, pero que a la larga no le reportara ningún beneficio y es mas, caerá en un circulo vicioso donde volverá a repetir lo mismo en diferentes situaciones.
Este caso que expongo aquí es solo una pequeña muestra de lo que te encuentras hoy en día, personas que a pesar de que pueden pensar y sentir no siguen por este camino, prefieren tapar sus carencias con cosas materiales, pero cuando están llenos de cachivaches varios surge la angustia, la depresión, frustración y vuelta a empezar.
Pocos son los que se atreven a preguntarse, a indagar sobre las cosas y lo mas importante a indagar sobre si mismos.
Grácias por leerme. 






















Posts Populares

Tengo un gran número de contactos

Hay un fenómeno que hoy día se da y es la sobre valoración que se da en tener un gran número de “amigos”.
Nos podemos dar cuenta que la mayoría de la gente se obsesiona en aparentar, acumular y dar valor a cosas externas, y la cuestión de los contactos entra dentro de estos cánones actuales amplificados por las redes sociales.
Si nos fijamos en los muros de Facebook, que es lo que mayormente circula a través de esta red social: links sobre noticias, vida social propia y ajena, deportes. Todo esto nos lleva a establecer relaciones superficiales, donde todos nosotros estamos mostrando nuestra cara mas amable. Un dia me hicieron este comentario “ si no estas en Facebook, no estas visible para nadie”, y pensé que tenia mucha razón, allí podemos encontrar desde familiares a antiguos compañeros de la escuela, hasta seguir a personajes que marcan nuevas tendencias.
Pero las preguntas que me surgen son: realmente esta manera de comportarnos nos conduce a ser nosotros mismos?, cuando nos adaptamo…

Como ser Infeliz

Que opinas, estas de acuerdo, haces lo contrario, algunas de estas afirmaciones las practicas otras no....

El sintoma

Jacques Lacan

Creemos que decimos lo que queremos, pero es lo que han querido los otros, más específicamente nuestra familia, que nos habla.

Este nos debe entenderse como un complemento directo. Somos hablados y, debido a esto, hacemos de las casualidades que nos empujan algo tramado. Hay en efecto una trama-nosotros la llamamos nuestro destino”.
Conferencia dictada el 16/06/75


Eso que llamamos nuestro yo no es mas que la imagen especular del semejantes



Humor de Tute