Ir al contenido principal

Nuestra Salud Mental



Que significa tener una buena salud mental, como se puede leer en el extracto , consiste en tener una personalidad bien integrada, es decir cuando somos poseedores:


- Madurez emocional, cuando nuestros sentimientos de pérdida en la infancia junto con sus placeres los podemos contrarrestar por la capacidad que tenemos de aceptar otros sustitutos, sean aficiones o otras figuras representativas, como los hijos, y/o nietos.

- Fuerza de carácter, cuando hemos introyectado mejor los aspectos buenos que los malos de la madre o figura representativa, nuestro yo puede desarrollar sus potencialidades. La figura materna que introyectamos es la que nos guiará y protegerá. Tener fortaleza de carácter implica tener comprensión, tolerancia hacia los demás, nos hace sentir seguros de nosotros mismos, y nos da herramientas necesarias para enfrentar conflictos externos e internos.

- Capacidad para manejar las emociones conflictivas, nuestra adaptación al mundo externo no debe interferir con la libertad de nuestras emociones y pensamientos, esto implica tener tolerancia sobre nuestras emociones conflictivas y poderlas manejar. Una persona que posee un carácter débil hace una renegación, vive superficialmente, evita enfrentarse con sus conflictos mas profundos, lo que lleva implícito la falta de confianza en si mismo. Como no puede soportar el dolor en el mismo tampoco lo podrá compartir ni comprenderlo en los demás.

Como vemos nuestra salud mental se estructura desde los primeros días de vida. Los recién nacidos ven reforzada su hostilidad hacia los objetos que los frustran, mantienen este odio disociado en relación al objeto bueno. La disociación entre amor y odio es necesaria para preservar los aspectos que ama de la madre, dividiendo a esta en buena y mala, mas tarde integrara dicha disociación siempre y cuando no haya sido muy profunda.

En la edad adulta hay remanentes de omnipotencia, renegación, y cuando mas se hayan modificado dichas actitudes infantiles mayor será el equilibrio mental. A mas desarrollo del yo, mas intrincadas son las defensas contra la angustia y estas serán mas exitosas y menos rígidas.

Es importante la integración de las diferentes partes del self. La sensación de tener partes desconocidas de uno mismo nos lleva a la integración, buscamos integrar el amor con el odio, pues el primero puede mitigar al segundo, por el contrario si ambos permanecen separados no se produce el alivio.

El proceso de integración siempre implica sentir dolor, sentir odio disociado lleva implícito unas consecuencias difíciles de afrontar además de la incapacidad de tolerar el dolor ( baja tolerancia a la frustración) renueva la tendencia a disociar.

La integración crea tolerancia hacia nuestros impulsos, los atracones de comida se suelen dar en personas que ante un hecho que no pueden tolerar les genera angustia y esta les lleva a comer compulsivamente para sentirse culpables después de haber realizado el acto, entrando de esta forma en un circulo vicioso, también hacia los defectos o actitudes ajenas que no toleran,

Una buena integración nos permite ser tolerantes con nuestros impulsos, los reconocemos y los dominamos, y también hacia las actitudes que no nos gustan de los demás. 



,



Posts Populares

Tengo un gran número de contactos

Hay un fenómeno que hoy día se da y es la sobre valoración que se da en tener un gran número de “amigos”.
Nos podemos dar cuenta que la mayoría de la gente se obsesiona en aparentar, acumular y dar valor a cosas externas, y la cuestión de los contactos entra dentro de estos cánones actuales amplificados por las redes sociales.
Si nos fijamos en los muros de Facebook, que es lo que mayormente circula a través de esta red social: links sobre noticias, vida social propia y ajena, deportes. Todo esto nos lleva a establecer relaciones superficiales, donde todos nosotros estamos mostrando nuestra cara mas amable. Un dia me hicieron este comentario “ si no estas en Facebook, no estas visible para nadie”, y pensé que tenia mucha razón, allí podemos encontrar desde familiares a antiguos compañeros de la escuela, hasta seguir a personajes que marcan nuevas tendencias.
Pero las preguntas que me surgen son: realmente esta manera de comportarnos nos conduce a ser nosotros mismos?, cuando nos adaptamo…

Como ser Infeliz

Que opinas, estas de acuerdo, haces lo contrario, algunas de estas afirmaciones las practicas otras no....

El sintoma

Jacques Lacan

Creemos que decimos lo que queremos, pero es lo que han querido los otros, más específicamente nuestra familia, que nos habla.

Este nos debe entenderse como un complemento directo. Somos hablados y, debido a esto, hacemos de las casualidades que nos empujan algo tramado. Hay en efecto una trama-nosotros la llamamos nuestro destino”.
Conferencia dictada el 16/06/75


Eso que llamamos nuestro yo no es mas que la imagen especular del semejantes



Humor de Tute