Ir al contenido principal

Malditos consejos





Porque la gente en general es tan adicta a dar consejos al otro, tanto si los pide como si no?


Os voy a mencionar tres razones principales por las que actuáis de esta forma:

1.- Son una forma de pasar al otro tus propios limites

Escuchar a una persona hablar de sus miedos y/o limites, no significa que le estés lanzando mensajes de miedo como “ no hagas esto”, “ es peligroso”, “no estas listo”, o peor aun las consabidas frasecitas como “ te tienes que adaptar”, “ sal de tu zona de confort” ( esta es una de mis favoritas). Todas estas frases hechas, que escuchamos día si día también, no hacen mas que reflejar en la otra persona tus propios miedos y limitaciones, no deja de ser tu opinión particular, para otra vez que te encuentres en esta situación, por el bien del otro, abstente de decir lo mismo, en vez de ayudarle lo que estarás haciendo es transmitirle miedo, o le estarás empujando a tomar decisiones que a lo mejor por ella misma no las tomaría.

2.- Consejos que ni tu mismo/a adoptarías y que ni tan solo te los crees

En la sociedad actual donde todo esta al alcance de todos, encontramos mucha información, escritos que nos hablan de diferentes terapias, cursos de “crecimiento”, recursos para “sobrevivir”, hay tanta información que al final resulta difícil separar el grano de la paja,y peor aún, cuando alguien pasa una mala época es muy común que no sepa distinguir lo que realmente es bueno para él/ella, cada persona es única y debe de buscar por si misma las soluciones, si encima añadimos que tú como “amigo/a”, eres el que le das consejos sobre distintos métodos de los que tú has leído pero que ni los has puesto en practica y puede que ni tan solo te lo has planteado, la pregunta es: ¿porque aconsejas a otros sobre cosas que no has experimentado y lo mas irónico, tampoco tienes intención de hacer nada?. No puedes pedir a las personas que hagan por si mismas algo que tu no has hecho por ti mismo/a

3.-Ponerte tu como ejemplo

Aquí entran los consabidos “yo hice esto”, “yo pase por esto”, y un largo etc., frases que todas empiezan por “YO”. No estoy diciendo que en un principio ponerse como ejemplo es intentar “empatizar” con el otro, pero cuando estos “YOES” son recurrentes, la pregunta correcta seria ¿ intentas comprender al otro o estas haciendo auto terapia?.

Una cosa es intentar ponerte en el lugar del otro y otra muy diferente es estar hablando de ti todo el tiempo, no eres quien para indicarle lo que debe hacer o no, los dos sois diferentes, cada uno con vuestras propias experiencias, maneras de pensar y sentir, lo demás es puro egocentrismo por tu parte.

Para terminar ten en cuenta:

Si te piden un consejo, mucho cuidado con lo que le dices y con lo que transmites al otro.

Si no te piden consejo, ¿porque tomas la iniciativa y se lo das?, ¿acaso te ha pedido opinión?

Me quedo esta frase que resumen muy bien lo que he intentado transmitir.


Dando consejos que para mi no tengo

Posts Populares

Como ser Infeliz

Que opinas, estas de acuerdo, haces lo contrario, algunas de estas afirmaciones las practicas otras no....

El sintoma

Jacques Lacan

Creemos que decimos lo que queremos, pero es lo que han querido los otros, más específicamente nuestra familia, que nos habla.

Este nos debe entenderse como un complemento directo. Somos hablados y, debido a esto, hacemos de las casualidades que nos empujan algo tramado. Hay en efecto una trama-nosotros la llamamos nuestro destino”.
Conferencia dictada el 16/06/75


Eso que llamamos nuestro yo no es mas que la imagen especular del semejantes



Humor de Tute