Ir al contenido principal

Los Millenials, dopamina y estrés

Una nueva generación, los millenials, a la que les han hecho creer que son la generación especial, que podían tener todo lo que quisieran en la vida.

La generación de los títulos universitarios, los masters, hablan varios idiomas, pero cuando entran en el mundo real han visto como todo lo que les ha contado es puro espejismo, que no son especiales, que no todo se puede conseguir por que yo lo valgo, que no pueden poseer nada solo con su deseo. Y su autoestima se desvanece como humo.

Las redes sociales han sido su mundo, mundo virtual donde todo se puede fingir, otra vez puro espejismo. Todos parecen ser fuertes, han logrado lo que querían, la realidad es otra, muy poca gente fuerte y triunfadora se pasea por las redes, todo lo contrario, la mayoría tienen pocos mecanismos para liderar con el estrés, y cuando este hace aparición la solución no es buscar una persona, buscan en estas mismas redes el alivio que será temporal.

La dopamina, un neurotransmisor que nos proporciona bienestar, esta sustancia se libera cuando fumamos, bebemos o apostamos, es altamente adictiva, cuando sus efectos han concluido, queremos mas. Con las redes sociales pasa exactamente lo mismo, conectarse a ellas cuando el estrés aparece, les hará sentirse bien por un momento.

Las campañas sobre el alcohol, el tabaco, nos ponen en alerta sobre lo perjudicial que son estas sustancias, pero no dicen nada sobre la adicción al mundo de las redes sociales, al contrario cada día que pasa nos sorprenden con una nueva, con los smartphones ,los acompañan durante todo el día, es una adicción el hecho de estar “conversando” con el wassap mientras están reunidos en un bar con amigos.

Esto nos lleva al mundo de la gratificación instantánea, unida a la sensación de impaciencia que presentan. De hecho han crecido en un mundo donde su lema es: “ lo quiero para ayer”, van a las tiendas virtuales para comprar lo tienen en menos de 24 horas, la red les proporciona todo aquello que “desean” sin ni siquiera esperar un día.

Si lo trasladamos al mundo real, continúan querer las cosas desde “ya”, pero esto tiene un precio, cuando el trabajo no resulta satisfactorio, ni las relaciones duran en el tiempo, empieza a aparecer la insatisfacción, el estrés, y si estas actitudes permanecen, empiezan a presentar trastornos como TLP ( trastorno limite de la personalidad), donde al no obtener la satisfacción inmediata no luchan para conservar el trabajo, o una relación. En otros tiempos se educó en la paciencia, en que las cosas se tienen que conseguir con esfuerzo, que no caen del cielo, que no importa si te equivocas, para otra vez lo harás mejor, y si sirve el error, para la próxima lo harás de forma diferente, ellos no, quieren subir la cuesta de golpe y esto en el mundo real no funciona así.

Las cosas que realmente importan tienen un tiempo, no se pueden acelerar, tienen que aprender a no saltearse los obstáculos, y si por ellos mismos no pueden, pedir ayuda, esto o volver a caer por la pendiente.


Posts Populares

Como ser Infeliz

Que opinas, estas de acuerdo, haces lo contrario, algunas de estas afirmaciones las practicas otras no....

Depresión nuestra gran enemiga

Un estado anímico llamado depresión, te suena?




Las emociones mandan

"No es cierto que los seres humanos seamos seres racionales por excelencia. Somos seres emocionales que usamos la razón para justificar y/o ocultar las emociones en las cuales se dan nuestras acciones"
Humberto Maturana


Cuando pasamos por una crisis personal, a quien tenemos que recurrir?, o dicho de otra manera, quien tiene la respuesta?, pues esta dentro de nosotros mismos, nadie mas que uno mismo esta en la posición de poder resolver cualquier problema personal.
Los problemas, las preguntas que nos hacemos sobre nosotros mismos solo las podremos resolver conversando sobre ellos, no tienen que ver con la razón, tienen que ver con nuestras emociones y estas a la vez tienen que ver con nuestras experiencias , historias y comprensiones.

Por esta razón es importante el dialogar sobre lo que nos pasa, sobre como nos sentimos, identificar todas las emociones que brotan de nuestro interior, es la única forma de ser honestos con nosotros mismos, expresar lo que pedimos y por que lo …