Ir al contenido principal

Modelos y Creencias

El sistema en el que estamos inmersos nos ha impuesto desde nuestra infancia unos modelos de comportamiento y unas creencias.

Nos indican como debemos de ser y como no ser, pero este tener que ser va mas allá puesto que nos esta indicando lo que es y no es correcto, ( tengo que ser bueno, tengo que agradar a todos …), estos “tener que” nos va creando un modelo interno y no solo se nos impone dicho modelo sino que se nos juzga en base a él.

A medida que vamos incorporando el modelo exterior este pasara a ser la norma.

Si bien necesitamos “modelos” para convivir, el problema es que ya desde nuestra infancia y a través de la educación se nos valora y se nos juzga en razón de……., así aprendemos a comportarnos del “modo adecuado”.

En definitiva se nos valora mas por el “modo de ser” que por el ser.

El modelo impuesto, el culto a él, los hábitos adquiridos son ingredientes que nos impiden nuestra evolución autónoma y autentica.



Imagen vista en velos en faltas


Como se forma el modelo y las creencias

Ya hemos comentado que al educarnos se nos va diciendo lo que hay y no hay que hacer, como hay que hacerlo.
No tan solo lo aprendemos sino que vamos aceptando las ideas, sobre todo se aprende que el único valor esta en el modo de ser, “él es bueno o malo, inteligente o tonto”, esto son solamente “etiquetas” que nos van poniendo y ponemos a los demás.

Se nos enseña a ser a través de la mente no desde nuestro ser o yo autentico.

Por esta razón nos resulta tan difícil contestar la pregunta ¿Quien soy yo?.

Consecuencias de todo ello


Hay una desconexión de nuestro yo (ser) y a la vez el exterior nos niega seguridad, afecto, felicidad. Nos encontramos sin soporte en nosotros mismos y sin el exterior, no encontramos totalmente aislados.

Aparece la angustia.

Mental: cuando creíamos que actuando según el modelo obtendríamos una respuesta afirmativa, “ si hago lo que me dicen me aceptaran”, cuando esto no se da, aparece la inseguridad, la información que tenemos y parecía clara, falla, haciendo acto de presencia la angustia mental o también la angustia de identidad y empezamos a hacer preguntas como que tengo que hacer?

Sentimientos de soledad y abandono: aparecen cuando damos pero desde el exterior no recibimos el afecto ni la aprobación esperada.

Impotencia, junto con la situación de inseguridad y abandono, somos incapaces de hacer nada sintiéndonos impotentes para actuar.

Cuando aparece la angustia siempre aparece en estos tres planos, independientemente que sea mas importante uno u otro, dependiendo de cada sujeto.

Actuación frente a la situación de angustia

Si se actúa desde la identidad, la solución pasa por crear un super modelo, “ser totalmente complaciente”, se consigue atenuar apareciendo la esperanza, lo convertiremos en un modelo futuro, creyendo que si no se sigue, la angustia vuelve a aparecer, nos lleva a crear una necesidad compulsiva, el individuo se siente “obligado” a ser bueno, si no, la angustia reaparece .

Reacción contraria, aparece la “rebeldía”, ante la situación de rechazo, y en la medida en que el individuo siente rebeldía, la angustia se atenúa, al vivir el rechazo se siente mas él mismo, pero también hay una necesidad compulsiva, la de “oponerse”.

Cerrarse al exterior, o huir, aquí el razonamiento seria “no puedo confiar, todo falla, me retiro”, el individuo se inhibe y desconecta del mundo externo.


Hemos visto tres formas de vivir la angustia. Es importante aceptar que forma parte de nosotros y que aparece en momentos en los que experimentamos tensiones, reconocerlo es un paso para poder hacerle frente, y es a partir de este momento cuando empieza el camino para indagar quienes somos realmente. 

Posts Populares

VIVE Y DEJA VIVIR

Último post de la temporada, espero que tengas un buen verano y unas merecidas vacaciones, nos vemos en setiembre. 












Gracias por leer y compartir

Sujetos pensamientos y actitudes

La Falta y el Deseo


La verdad


Lo Real y la Repetición

Imagenes de Velos de faltas

Alegoría de la Cueva de Platón

Platón a través de esta metáfora intento describir como se posiciona el ser humano respecto a los conocimientos desde un punto de vista filosófico.
Repasando lo que él expresó, en esta metáfora estaríamos hablando de un mundo sensible, al que llegamos a través de los sentidos, percepciones, y el mundo inteligible, al cual solo podemos llegar mediante la razón.
En las representaciones gráficas, que todos hemos visto alguna vez, podemos observar como los protagonistas, los hombres, se encuentran ubicados en tres niveles distintos.